Drenaje Linfático Manual Vodder

El sistema linfático permite la circulación de los liquidos corporales y ayuda a defender al organismo de aquellos agentes que provocan enfermedad.

Sus funciones principales son:

  • Como sistema circulatorio, transportar linfa desde su formación en los tejidos hasta su entrada en el sistema circulatorio sanguineo. Contribuye a mantener la homeostasis, regula el fluido intersticial al drenar y transportar macromoleculas como proteinas, acidos grasos de cadena larga, substancias extrañas y el liquido que no puede ser devuelto a la circulación sanguinea, para ser conducidos y eliminados.
  • Como parte del sistema inmunitario de defensa, concerniente al tejido y organos linfoides en la producción de células y anticuerpos para la defensa del organismo de modo inespecífico y específico.
  • En el transporte de los lípidos y vitaminas liposulubles (A, D, E y K) de la dieta, que se absorben desde el tracto gastrointestinal hacia el torrente sanguíneo.

Antecedentes históricos del masaje linfático

Aunque las técnicas de masaje circulatorio empezaron a aplicarse hace mucho tiempo, la noción de masaje estimulante de la circulación linfática es relativamente contemporáneo, ya que el conocimiento del sistema linfático es en sí mismo reciente pese a que en la antigüedad se pueden encontrar referencias de su existencia.

Hipócrates, Aristóteles y Herófilos hablaban de «sangre blanca», conductos con líquido blanquecino» o «conductos que no desembocaban en el hígado si o en una especie de glándula»

Aunque las técnicas de masaje circulatorio empezaron a aplicarse hace mucho tiempo, la noción de masaje estimulante de la circulación linfática es relativamente contemporáneo, ya que el conocimiento del sistema linfático es en sí mismo reciente pese a que en la antigüedad se pueden encontrar referencias de su existencia.

Hipócrates, Aristóteles y Herófilos hablaban de «sangre blanca», conductos con líquido blanquecino» o «conductos que no desembocaban en el hígado si o en una especie de glándula»

Drenaje Linfático Manual

El Drenaje Linfático Manual (DLM) podría definirse como la activación del drenaje del líquido intersticial presente en los tejidos y de la linfa a través de los vasos linfáticos por medio de maniobras sistémicas.

El DLM actúa sobre:

El sistema nervioso vegetativo (simpático y parasimpático)

Las tensiones diarias, afán de éxito, condiciones ambientales… hacen que se rompa el equilibrio haciendo predominar el simpático. Durante el DLM se relaja la musculatura e induce al sueño estimulando el SN parasimpático y reequilibrando ambos sistemas.

Sobre las vías reflejas del dolor:

A través de los mecanorreceptores que generan, tras el estimulo de los movimientos de DLM, potenciales de acción desde los nervios periféricos hasta la médula espinal.alcanzando las partes más elevadas del Sistema Nervioso Central, liberándose sustancias que producen inhibición o bloqueo de las vías nerviosas de la sensibilidad dolorosa y estimulando la percepción de una sensación agradable y relajante.

Acción inmunológica:

Inmunidad Humoral, que consiste en la formación de anticuerpos en los ganglios linfáticos con función protectora ante virus, bacterias, células alteradas del organismo, alergías… En el caso de acumulo de linfa los anticuerpos ven dificultado su camino e impedido su acceso a sus lugares de accion. Inmunidad celular, realizada por los linfocitos que se encuentran sobre todo en los ganglios linfáticos, en el bazo y las amigdalas.

Acción sobre la musculatura lisa de los vasos sanguineos linfáticos.

El DLM actúa tonificando la musculatura lisa de los vasos saguíneos. Produce una contracción de los esfínteres, la presión sanguínea de los capilares disminuye favoreciendo la reabsorción de líquidos por el capilar. Pudiendo observarse un palidecimiento del tejido de la zona tratada.

Acción de drenaje

Influyendo sobre la proporción de líquidos del nivel del tejido conjuntivo laxo.