Masaje a cuatro manos

El masaje a cuatro manos es una experiencia diferente.

Es un masaje terapéutico, realizado por dos masajistas, que actuando en perfecta sincronía brinda a la persona que lo recibe una relajación total y una sensación de plenitud única, duplicando los beneficios del masaje convencional.

El masaje a cuatro manos exige una sincronización perfecta de las manipulaciones que hay que efectuar para que sea eficaz. ambos masajistas se colocan a cada lado de la persona que va a recibir el masaje, uno enfrente del otro. Estos deben dominar cada uno de los movimientos ejecutados para que la energía sea repartida del mismo modo sobre todo el cuerpo. Entre ambos masajistas se establece una comunicación fluida más allá de las palabras permitiendo que el ritmo y la presión sean iguales en ambas partes del cuerpo.

El masaje a cuatro manos actúa integrando las polaridades de nuestro cuerpo a través de movimientos amplios y simétricos que activan, armonizan e integran el flujo de energía vital al tiempo que ayuda a desconectar del estrés cotidiano.

Este tipo de masaje además de la relajación también desencadena otros muchos beneficios desde la mejora en la circulación sanguinea y linfática hasta facilitar la conciliación del sueño.

Está recomendado para todo el mundo sin excepción, y especialmente a personas que padecen falta de concentración, estrés, nerviosismo, entre otros estados de ánimo similares.

En los 50 minutos que dura el masaje, en el masaje a cuatros manos los dos terapeutas masajean simultáneamente distintas partes del cuerpo (piernas, espalda, cuello, brazos, cara y cabeza) utilizando para ello aceite ecológico y aromatizado con aceites esenciales.

Pide tu cita y disfruta de todos los beneficios que te ofrece el masaje a cuatro manos