Reflexología Podal

La Reflexología Podal es una técnica terapéutica basada en la estimulación mediante la presión en unos puntos determinados en los pies que indirectamente provocan un reflejo sobre óganos y regiones corporales distantes influyendo positivamente sobre muchos órganos y funciones corporales, previniendo enfermedades.

Se suele utilizar como un tratamiento preventivo, para reforzar y armonizar el organismo.

 

Tipos de Reflexología:

Principios de la Reflexología

Las 10 zonas transversales del cuerpo

La teoría de las 10 zonas transversales del cuerpo aparece a principios del s. XX, de mano del doctor estadounidense William H. Fitzgerald (1872-1942), médico otorrinolaringólogo norteamericano

El Dr. Fitzgerald se dio cuenta  de que presionando algunas zonas del cuerpo se inhibía el dolor en otras. Estos fueron los inicios que le llevaron a desarrollar su Terapia Zonal, la cual se basó en el reconocimiento de diez zonas en el cuerpo que tenían en los pies su correspondiente área refleja.

Hay 10 zonas longitudinales igual que recorren el cuerpo desde el extremo de la cabeza hasta la punta de los dedos, cinco a la derecha y cinco a la izquierda. Cada dedo de la mano y del pie corresponden a una zona. El dedo gordo derecho representa la mitad derecha de la cabeza, el izquierdo la mitad izquierda. Así actuando en esa franja del pie estás afectando a todas las zonas y órganos situados en todo esa zona, por ejemplo, en la zona derecha podemos encontrar hígado y vesícula biliar y en la izquierda

 

Las cuatro zonas transversales del cuerpo

Más tarde a la teoría zonal de Fitzgerald se añadió la teoría de las cuatro zonas transversales para ayudar a acotar más la zona a tratar.

En esta teoría el cuerpo está separado horizontalmente creando un mapa de cuadrícula en el pie.

Estas áreas principales son:

Área 1 :

Comprende la cabeza, cuello y nuca hasta el hombro y la encontramos reflejada en la zona que va desde los dedos hasta el principio de la almohadilla.

Área 2:

Llega desde el hombro hasta la zona inferior bronquial y se refleja desde el principio de la almohadilla hasta el final 

Área 3:

Comprende el addomen inferior y area de la pelvis hasta su base, y encontramos el reflejo en los pies desde el final de la almohadilla hasta el centro del puente.

Área 4:

Comienza en la base de la pelvis, abarca todo el coxal y los órganos de la zona y la podemos trabajar en los pies a partir del centro del puente hasta el final del talón.

Indicaciones

Indicado para cualquier tipo de persona.

  • Mejora la resistencia contra muchas enfermedades porque elimina trastornos energéticos.
  • Amortiza las funciones corporales
  • Estimula y refuerza las regulaciones de defensas.
  • Elimina residuos y sustancias tóxicas a través de los excrementos, de la orina, a través de la pies y de las mucosas.

Contraindicaciones

No se recomienda el tratamiento de Reflexología Podal en caso de:

  • Infecciones por hongos.
  • Enfemedades infecciosas o fiebre.
  • Inflamaciones de venas y sistema linfático.
  • Gangrena podal.
  • Embarazos de riesgo.

Tratamiento

Para obtener todos los beneficios de la reflexología podal como tratamiento preventivo, se sugiere realizar una sesión semanal.

Las sesiones más habituales suelen durar de unos 45 minutos a 1 hora.