Terapia Craneosacral Biodinámica

¿Qué es la Terapia Craneosacral Biodinámica?

La Terapia Craneosacral Biodinámica es una terapia holística que trata el cuerpo en su totalidad. Es el arte de escuchar al cuerpo con las manos de una manera intuitiva e inteligente, a través de un contacto muy ligero que es tanto diagnóstico como terapéutico.

Está basada en el principio de que el cuerpo tiene toda la información de autosanación que necesita para sanarse y mantener un estado de equilibrio. El papel del terapeuta es auxiliar y agilizar la inteligencia de sanación inherente del cuerpo.

La Terapia Craneosacral Biodinámica es una terapia manual suave y profunda en la que la persona accede a profundos estados de descanso, relajación y entendimiento, aumentando su capacidad de resiliencia y empoderando a todo el sistema al reconectar con sus propios recursos.

Este enfoque de trabajo permite acoger, sin juicios, las necesidades fisicas y emocionales de los pacientes y facilitar la resolución de algunas restricciones como problemas de columna, viscerales, tensiones musculares, etc…

Un poco de historia de la Terapia Craneosacral

El fundador de la Terapia Craneosacral fue William Garner Sutherland (1872-1954), un osteopata norteamericano que, durante el cambio de siglo, descubrió que los huesos del cráneo no estaban fusionados, como se le había enseñado en la escuela de medicina, si no que se movían y que este movimiento tenía una importancia fisiológica significativa.

Más adelante, observando los huesos temporales tuvo un pensamiento «están biselados como las agallas de un pez para la respiración primaria» y desde esa intuición, descubrió que lo que él llamaba respiración primaria era en realidad, un movimiento del líquido cefalorraquideo expresado a través de todo el cuerpo humano como una pulsación que puede ser palpada por manos sensibles, y decidió que el término respiración primaria era el apropiado puesto que se produce antes de la respiración pulmonar, que por tanto sería, la respiración secundaria.

Se descubrió que la muerte ocurre no cuando se detiene la respiración pulmonar o secundaria, sino cuando esta pulsación llamada el impulso de respiración primaria se detiene, unos 15 minutos más tarde que la muerte clínica.

Según el concepto de Sutherland, el aliento de vida primero impregna al líquido cefalorraquideo y éste lo expresa como una pulsación que va desde el cráneo hasta el sacro y viceversa.

En un principio el concepto craneosacral solo se enseñaba en los ambientes osteopáticos como un curso de postgrado para osteópatas ya graduados. Fue en los 70 que el Dr. John Upledger abrió estos estudios a terapeutas no osteópatas y al Dr. Upledger le siguieron el Dr. Stone, fundador de la terapia de polaridad y Franklin Sills, responsable de la formación de profesores que hoy imparten sus clases de Terapia Craneosacral por todo el mundo.

La Terapia Craneosacral Biodinámica en el embarazo

El enfoque craneosacral Biodinámico pretende apoyar este proceso vital permitiendo crear un entorno respetuoso de contención corporal y emocional donde papá, mamá y bebé puedan establecer vínculos seguros.

Fisicamente esta terapia está indicada para:

  • Dolores inguinales por las tensiones del periné.
  • Sobrecarga de la columna.
  • Lumbalgias y ciática.
  • Circulación deficiente por posibles comprensiones diafragmáticas.
  • Apoyo del desarrollo fetal, permitiendo que la madre libere el estrés físico o emocional y normalizando el sistema nervioso autónomo.
  • Permite un espacio para acoger al compañero y posibilitar una mayor comprensión del profundo cambio que supone el proceso de la gestación en la psique de la mujer.

En el caso del embarazo, conviene recordar que existen conexiones entre los estímulos que recibe la madre, el modo en el que los integra, y las vivencias emocionales que recibe el bebé.

La Terapia Craneosacral Biodinámica en bebés

El bebé y la mamá emocionalmente son uno, aunque estén separados físicamente. El bebé vive las emociones a través de mamá, de modo que en este enfoque de trabajo, cuando el bebé muestra algún síntoma, es interesante conocer el estado de salud físico y emocional de la madre ya que, en ocasiones, el bebé puede expresar sintomáticamente el estado emocional de la madre.

Se pretende apoyar física y emocionalmente a los padres, posibilitando la recuperación del estado de salud de la unidad familiar.

Las compresiones a las que el cuerpo del bebé es sometido durante el trabajo de parto y el nacimiento, sea natural, instrumental o por cesásea, puede restringir el funcionamiento del sistema corporal, pudiendo provocar:

  • Comportamiento alterado: letargia, estupor, sueño excesivo, irritabilidad, insomnio.
  • Cólicos del lactante, regurgitaciones, diarreas.
  • Gritos anormales
  • Dificultad para mamar y chupar.
  • Trastornos motores; espasticidad muscular, movimientos involuntarios, retraso en la motricidad, trastornos del lenguaje, otitis…

La Terapia Craneosacral Biodinámica en los niños

El trabajo craneosacral con niños supone un acercamiento al núcleo familiar. Los niños necesitan un entorno seguro y coherente para desarrollarse como individuos y cuando el niño manifiesta un trastorno conviene acompañar su proceso permitiéndole que exprese como se siente.

En las sesiones de craneosacral los niños encuentran el espacio para ser escuchados, juegan e inventan mundos para solucionar sus conflictos fisicos o emocionales, mientras el terapeuta, con un contacto respetuoso, apoya al cuerpo del niño para que pueda ir liberando las compresiones de los tejidos que le pueden producir:

  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Deficit de atención o dificultades en el aprendizaje
  • Posturas que adopta el niño al estudiar pudiéndole provocar, por ejemplo, escoliosis

Pide tu cita y disfruta de los beneficios de la Terapia Craneosacral Biodinámica